¿Sí es posible enfrentar exitosamente la crisis económica derivada del COVID-19?

Actualizado: jul 16

Escrito por: CEO. Carlos A. Mariscal Nava

Empresas grandes, medianas y pequeñas han enfrentado diversas crisis. Algunas han sido generales pero concentradas en un país, otras de alguna industria global e incluso ha habido crisis de un segmento particular en un país. El resultado ha sido siempre el mismo, la industria se transforma y los jugadores cambian. Solo aquellos que se han adaptado a la nueva realidad de la industria sobreviven y los mejor adaptados surgen como los nuevos líderes.

Ejemplos sobran, hablemos de solo algunos para tratar de entender que se requiere para enfrentar exitosamente la crisis actual. El desarrollo de la fotografía digital transformo una industria multimillonaria global en un periodo relativamente corto. Kodak, el líder mundial de la industria opto por seguir exprimiendo la vaca lechera de la fotografía tradicional mientras que Canon, Nikon y Sony dieron el salto a la tecnología digital. Se adaptaron a la nueva circunstancia, aprovecharon sus canales comerciales, sus procesos, su conocimiento, sus marcas y los adecuaron a la nueva realidad lo que les permitió convertirse en gigantes de la nueva industria, Kodak por su parte prácticamente desapareció.

Cambios en los hábitos del consumidor, en la legislación, en la tecnología y en la competencia han hecho pedazos a muchas empresas. Blockbuster, Sears en el comercio al menudeo, Calzado Canadá en México, Nokia en telefonía, Xerox tuvo la primera computadora personal, Terra fue en México y España prácticamente un Google, Palm sostenía el liderazgo en PDAs. Las industrias de estas empresas se enfrentaron a cambios a los cuales no se adaptaron mientras otros si. El mercado tradicional se contrajo, la rentabilidad del antiguo modelo de negocio se desplomó y surgieron nuevas necesidades. Empresas, en muchos casos, pequeñas aprovecharon el cambio, surgieron como los nuevos líderes y transformaron la industria.

Les suena parecido a lo que sucede actualmente. Si quizás nos enfrentamos a cambios más generales y en un periodo de tiempo mucho más corto. El esquema sin embargo es el mismo. El mercado tradicional se contrae rápidamente, sin embargo, hoy crecen aceleradamente ciertos negocios. Existen una infinidad de necesidades insatisfechas. La industria farmacéutica, el reparto a domicilio, entretenimiento en casa, telecomunicaciones, videojuegos, redes sociales, teleconferencias, ventas en línea, educación en línea, empresas textiles dedicadas a productos sanitarios y muchas otras más están viviendo un crecimiento astronómico sin precedentes.

Mientras esto sucede, muchos empresarios se resisten a dejar el modelo de negocio antiguo que no va a regresar. No ven la oportunidad de empezar a desarrollar otras propuestas para este entorno. Llamémoslo crisis u oportunidad, históricamente siempre ha sido al mismo tiempo, lo uno para unos y lo otro para otros.

15 vistas