• ADVICE

Los errores más comunes de las PyMEs

Durante los más de 25 años que tengo como consejero de PyMEs siempre he reconocido el valor y la capacidad de los empresarios, sin embargo, también he visto muchos errores que se repiten aún en los directores más experimentados. Algunos de ellos son los siguientes. Los comparto con la idea que sirvan como "checklist" de medidas preventivas.


  1. Los propietarios se sienten con los conocimientos suficientes en todas las áreas del negocio: Esto los lleva a tomar decisiones sin considerar los puntos de vista de sus colaboradores. Sin duda, es de ellos el patrimonio en juego, pero hay muchos más afectados por el desempeño de la empresa que pueden aportar una perspectiva más amplia en la toma de decisiones.

  2. Falta de análisis estratégico: muchas PyMEs entran al mercado por que “creen que su idea funciona” o “debe de funcionar por que es X producto”. La emoción de abrir tu propia empresa puede hacer que tomes decisiones que no son correctas. Siempre es necesario dar un paso atrás, hacer un análisis estructurado y evaluar objetivamente tanto oportunidades como riesgos en el corto y largo plazo. 

  3. Poca capacidad para delegar: En una Pyme es mucho lo que hay que hacer. Los dueños no pueden con todo. Concentran todas las actividades críticas, ejecutándolas a medias, lo que los lleva al fracaso. Por eso es bueno aprovechar la capacidad y experiencia de colaboradores, proveedores e incluso expertos. 

  4. Mala previsión financiera: es importante tomar en cuenta que además operación normal, de los gastos recurrentes y las inversiones importantes, se debe de planear para situaciones que no estén contempladas. Es decir, contar con esquemas de financiamiento o ahorros que permitan enfrentar problemas de liquidez.

  5. Ausencia de una cultura empresarial: pocas veces las PyMEs se plantean su misión, visión y valores, esto genera confusión ante los clientes, proveedores y empleados, ya que no les das la seguridad que ellos esperan de ti como empresa.

  6. Descuidar tu economía: ser dueño de una empresa no significa que debas dejar a un lado la administración de los recursos personales. Es necesario hacer una adecuada previsión de los gastos regulares y esporádicos que debes cubrir. Asígnate un ingreso regular que permita a la empresa progresar mientras tu obtienes lo necesario para tus planes personales.

Administrar una empresa no es fácil, por eso siempre hay que prestar atención a cómo integrar diferentes perspectivas, anticiparte a escenarios futuros y aprovechar al máximo la capacidad de la gente que colabora contigo. El papel del director no es resolver todo, sino asignar a cada problema los recursos y la atención para resolverlo de acuerdo a su prioridad.

27 vistas