• ADVICE

Las empresas valen mucho más de lo que creen.

ESCRITO POR Lic. Jaime Redondo Leal

El título de este artículo es un enunciado del que estoy totalmente convencido, ya que durante años, los empresarios han dedicado innumerables esfuerzos y desarrollado grandes habilidades para controlar, medir y mejorar los aspectos financieros de su negocio. Todo aquello que genera ganancias participa en esta observancia; la producción, las finanzas, la rotación del personal, las adquisiciones o la eficiencia operativa.

Sin embargo el valor que los aspectos intangibles aportan a una empresa de cualquier tamaño es tanto o más que los aspectos financieros, y por si fuera poco, en muchos casos están íntimamente vinculados, como es el caso del control de riesgos, el cumplimiento regulatorio, el compromiso con el desarrollo y crecimiento de sus colaboradores o la vinculación con el resto de sus stakeholders.

Tensie Whelan y Carly Fink en Harvard Busines Review citan una información importante, "McKinsey reports that the value at stake from sustainability concerns can be as a high as 70% of EBITDA", que interpretado nos dice que el valor en juego por temas relacionados con sustentabilidad puede llegar a ser hasta un 70% de las utilidades antes de afectaciones financieras.

De esto se desprende que además del valor intrínseco que tiene la reputación institucional que se ha forjado una empresa, el dejar en un segundo plano los temas de Responsabilidad Social Empresarial puede afectar gravemente a los aspectos financieros. El valor que aportan sus iniciativas en materia de desarrollo social, la conciencia ambiental, el desarrollo integral de sus colaboradores y las prácticas de gobernanza que demuestren el compromiso y el control sobre los destinos de la empresa, son a todas luces una aportación de valor tan real, equiparable y cuantificable como los pesos y centavos.

1 vista