Impacto en los negocios de las tendencias después de la pandemia

Escrito por: Carlos A. Mariscal (Director General de ADVICE)



Cada aspecto de la actividad humana se ha transformado, nunca en tan poco tiempo se han dado cambios tan importantes. El efecto real en los negocios de la pandemia no solo no ha terminado, en realidad apenas comienza, no me refiero a la restricción de la movilidad, me refiero a los cambios que han alterado industrias completas y por lo tanto los modelos de negocio que operan en ellas.


Es curioso como nos gusta pensar que las cosas no cambian y que la fórmula de negocio que tenemos seguirá siendo exitosa a pesar de los cambios en el entorno. Sin embargo, es un hecho que hoy ya se han dado una infinidad de cambios en la manera que la sociedad vive, compra, trabaja, pasea, se educa e incluso convive.


Aunque algunas cosas pueden regresar a lo que fueron, nunca serán exactamente igual porque hemos aprendido y ahora podemos hacer las cosas más rápido, más fácil, con menos costo, con menos esfuerzo.


Es un hecho que pasaremos más tiempo en casa, no pasaremos tanto tiempo en el carro, no viajaremos por negocio tanto, no usaremos tanto avión ni hoteles por trabajo, compraremos más en línea, seremos más consientes del contacto físico, apreciaremos más nuestra salud, nuestra familia, nuestra libertad, nuestro tiempo.


Las tecnologías de información y comunicación, los aparatos y las aplicaciones han pasado de ser la manera innovadora de realizar algunas tareas a ser la única manera de realizar muchas actividades básicas. Este cambio fundamental las ha convertido en aliadas, en herramientas básicas para operar e incluso para subsistir como negocio.


Si no habrá tantos viajes de negocios, que pasará con los hoteles y toda la industria enfocada a este segmento. Hemos visto ya el desplome de las compañías de aviación. También hemos visto ya el colapso de la industria restaurantera. Los edificios de oficinas hoy están vacíos, los negocios que viven de estas han cerrado, y nunca volverán los edificios a estar tan llenos.


La pandemia ha cambiado al consumidor, al empresario, el ejecutivo, al empleado y al proveedor. No somos los mismos, sin embargo, seguimos siendo consumidores. Somos una sociedad que requiere vivienda, comida, entretenimiento, educación, esparcimiento.


Cada empresario debe identificar los cambios en sus clientes, en los clientes de sus clientes y en los clientes de los clientes de sus clientes, por esos cambios provocarán impactos positivos y negativos en nuestro negocio. Depende de nuestra capacidad de adaptación, del alcance en la percepción de los cambios del entorno y de la anticipación a estos eventos que podamos hacer de nuestro negocio una empresa exitosa.

30 vistas0 comentarios