Gestión del resultado financiero de una Pyme

Escrito por: Carlos A. Mariscal (Director General de ADVICE)

Sin entrar en mucho detalle ni sofisticación financiera, abordando el tema de manera práctica es necesario que un empresario sepa que hacer cuando analiza los resultados de su empresa.


Si una empresa tiene un resultado negativo por más de tres meses, no tiene otra opción más que eliminar la pérdida de inmediato, buscar financiamiento es una pérdida de tiempo y una receta para comprometer el patrimonio del empresario. Se deben eliminar los gastos no indispensables, y aquellos que no contribuyen directamente con la generación de valor. Cualquier exceso de gasto se elimina.


Cuando una empresa presenta un resultado neutro o hasta un 5% de utilidad respecto a la venta de manera sostenida por un año o más, aún no es rentable, digamos que está es su punto de equilibrio y debe concentrarse específicamente aumentar el volumen del negocio. Seguramente los gastos fijos son los que amenazan la rentabilidad de la empresa. Ya cuando la empresa obtiene resultado arriba de un 5% pero no sobre pasa el 10% es ahora si una empresa rentable, le conviene seguir creciendo con un manejo adecuado del capital del trabajo.


Con resultados arriba de un 10%, la empresa tiene una solida rentabilidad, tiene flexibilidad para encontrar nuevos retos y alternativas de crecimiento. El financiamiento con costo puede aprovecharse.


En los casos con más de un 15%, la empresa tiene una excelente rentabilidad, debe estar creciendo e invirtiendo en innovar. Se pueden romper los limites de crecimiento con diferentes esquemas de financiamiento.


Más de 20% es una extraordinaria utilidad, la empresa puede estar dejando dinero en la mesa, el negocio futuro puede estar en riesgo, es necesario proteger el negocio entregando más valor a los clientes y se deben implementar medidas que maximicen el crecimiento. La adquisición de competidores o la expansión a nuevos mercados es muy recomendable.


Estos lineamientos son generales, las condiciones de cada empresa son muy diferentes, por lo que deben tomarse con cautela y sobre todo no sustituir la intuición del empresario.

64 vistas0 comentarios