Funciones del Consejo de Administración en una Pyme

Escrito por: CEO. Carlos A. Mariscal Nava

Los consejos de administración de las empresas privadas en México pueden tener cualquier responsabilidad que la asamblea de accionistas determine. Sin embargo, existen una serie de prácticas que se consideran las mejores para que un consejo de administración sea efectivo y valioso para la empresa.


Es fundamental reconocer que el consejo de administración no debe invadir las funciones de la dirección general. Parece obvio, pero en muchos casos los consejeros quieren participar en las decisiones operativas de la empresa. La función básica de un buen consejo de administración es dirigir la empresa supervisando y guiando a la dirección general.


Para poder hacerlo se pueden realizar las siguientes funciones. Evaluar y retroalimentar la gestión de la dirección. Cualquier ejecutivo requiere de retroalimentación para mejorar su desempeño, también lo requiere la dirección general. Otra función es la colaborar y aprobar la estrategia que garantiza la sustentabilidad y el crecimiento de largo plazo de la empresa.

El consejo debe dar seguimiento a los resultados financieros y ayudar a la dirección general a mantener la salud financiera de la empresa pues de esto depende la generación de valor tanto para los accionistas como para los empleados y clientes. Así mismo, la evaluación del desarrollo organizacional en general y particularmente de los ejecutivos de mayor nivel jerárquico puede ser parte de las funciones de un consejo eficiente.

Finalmente asegurar la equidad entre los accionistas y el cumplimiento de las regulaciones son funciones importantes que debe realizar un buen consejo. En muchos casos esto implica el involucramiento del consejo en los procesos de auditoria administrativa, normativa y fiscal.


La lista puede seguir siempre que se cumplan las condiciones de estar alineadas con la función básica de guiar a la empresa a través de la dirección general. La cantidad de funciones del consejo de administración dependerá de la complejidad y el tamaño de la empresa.


Lo que debe quedar claro es que el consejo de administración debe contribuir constantemente con la dirección general aportando nuevas ideas y evitando que se cometan errores que por la experiencia de los consejeros se pueden identificar de manera que las actividades del consejo contribuyan claramente al buen resultado de la empresa.