Factores clave en la satisfacción en el trabajo de los colaboradores

Carlos A. Mariscal (Director General de ADVICE)

La satisfacción del personal en una empresa tiene beneficios tanto para los colaboradores como para la empresa. Cuando el personal está satisfecho y motivado suele tener mayores índices de productividad, mejora la calidad de los productos que crea, reduce el desperdicio, mejora los procesos de la empresa incluso contribuye a la mayor satisfacción de los clientes. En resumen, aumenta la rentabilidad y el valor de la empresa de manera sostenible.


No es una casualidad que las empresas más valiosas del mundo inviertan una enorme cantidad de recursos en desarrollar aquellos aspectos que más impactan en la satisfacción de sus empleados. Y no es el sueldo lo que más influye en su satisfacción. Existen otros elementos al alcance de las empresas de cualquier tamaño que afectan significativamente la satisfacción de sus colaboradores.


Las posibilidades de adquirir nuevas habilidades y conocimientos, el desarrollo profesional es uno de los grandes impulsores de satisfacción. Cuando un empleado sabe que puede crecer dentro de la empresa y está en sus manos el manejo de ese desarrollo su motivación a contribuir aumenta.


Cuando el liderazgo en una empresa es empático, motivador, apoyador y desarrollador, lo colaboradores siguen las instrucciones de manera natural y con gusto creando un ambiente de mayor productividad y calidad.


Si el lugar físico de trabajo, las herramientas, la luz, la ventilación, la temperatura son las adecuadas para realizar las tareas administrativas, operativas, comerciales o de cualquier naturaleza, el colaborador está concentrado en realizar su trabajo y no en encontrar parches para mejorar sus condiciones de trabajo.


Si la opinión de una persona se valora y es tomada en cuenta, las personas no solo estarán dispuestas a aportar más, también trabajarán con mayor entusiasmo en sus tareas cotidianas y aun más si sus opiniones impactan la forma, el método o las condiciones en las que trabajan. Escuchar y valorar la opinión de los empleados es sin duda un excelente medio para mejorar su satisfacción.


Finalmente, conocer objetivamente su rendimiento y desempeño hace que un colaborador se sienta capaz de gestionarlo. Todos queremos ser buenos en lo que hacemos. Si conocemos con claridad lo que se espera de nosotros y la empresa es capaz de medirlo, así como de compartirlo con nosotros, la satisfacción de trabajar, mejorar e innovar en nuestro trabajo será mucho mayor a de aquellos que desconocen su desempeño o peor aún aquellos para los que su evaluación depende sólo de la opinión de su jefe.


Como conclusión la satisfacción de los colaboradores en su trabajo no depende del tamaño de la empresa, ni de actitudes paternalistas, depende sin duda de buenas prácticas de negocio y del sentido común de la dirección.

42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo