• ADVICE

¿Cómo formar un Consejo de Administración?

Actualizado: 10 de jul de 2019


Al momento de constituir una empresa, una de las determinaciones más importantes que debe hacer un empresario es definir quién tomará las decisiones de mayor relevancia en el negocio. Es muy importante considerar la opción de constituir un Consejo de Administración para el mejor rendimiento en la empresa. La experiencia muestra que una empresa con un Consejo de Administración obtiene mejores resultados. En caso de que esa fuera la decisión existen varios criterios que se deben considerar.

  1. Primero que nada se debe asegurar que realmente se está dispuesto a trabajar con la asistencia de un Consejo de Administración. Para ello es importante poder aceptar y aprovechar la ayuda de los demás, es decir seguir las recomendaciones de los integrantes del consejo y estar abierto a sus ideas.

  2. Definir la función que tendrá el Consejo para cada uno de los diferentes roles que juega el empresario: Representante para el Accionista (propietario-dueño),  Colaborador del Director Estratégico (visión, misión, cultura, modelo de negocio) y Evaluador del Director Ejecutivo (Ejecución, administración, comunicador). 

  3. Determinar cuáles son las áreas de relaciones, experiencia y conocimiento claves para la administración estratégica del negocio: las más comunes son la perspectiva legal, financiera, recursos humanos, tecnología, mercadotecnia y operación.

  4. Diseñar el Consejo de Administración: ¿Cómo se presentarán y discutirán los temas?  ¿Cuántos formarán el Consejo? ¿Cada cuándo se reunirán? ¿Quiénes y cómo se representará el conocimiento interno de la organización? ¿Qué ambiente de trabajo pretendemos? ¿Cuánto dura un consejero en su puesto?

  5. Identificar opciones de personas que tengan las relaciones, experiencia y conocimiento que hacen falta, e investigar sobre sus características personales como la credibilidad, confiabilidad, reputación y proactividad.

  6. Por último, elaborar la agenda de temas que el Consejo debe seguir en el transcurso de uno o varios años. Algunos temas no son anualmente recurrentes pero si importantes para que el Consejo se ocupe de ellos ocasionalmente.