• ADVICE

Consejo de Administración




Algunos empresarios creen que un Consejo de Administración en una PyME no es valioso. Sin embargo, una de las causas más comunes del fracaso de una PyME es la mala administración. Sabemos, que el 75% de las empresas nuevas cierran tan sólo 2 años después de haber iniciado y esto se debe principalmente a errores en la administración más que a la falta de mercado o malas condiciones del entorno.

Si un Consejo de Administración es valioso, debemos entender qué es en realidad.

Un consejo de administración es un grupo de personas, relacionadas o no con la empresa, nombradas por los dueños de la empresa que se reúnen de manera formal para supervisar la correcta dirección y administración de la misma. Apoyan a la dirección en la toma de decisiones esenciales para la administración de la empresa y vigilan entre cosas los intereses de los accionistas. 

Una de sus funciones principales es analizar el desempeño, el rumbo y las estrategias de la empresa además de las principales decisiones que se llevan a cabo en ella. Por ejemplo, un restaurante puede atender al segmento de comida rápida, casual, o formal incluso en diferentes niveles de precio. Entonces la determinación de cual es el segmento a atender y la justificación de porqué hacerlo debe ser revisada por el Consejo de Administración. Otro caso podría ser si una comercializadora empezará a perder volumen de negocio, el Consejo de Administración debe cuestionar a la dirección general sobre las causas y acciones para corregir el desempeño antes de que afecte la rentabilidad.

Asimismo también es función del Consejo de Administración supervisar, evaluar y retroalimentar el desempeño de la dirección general. Por ejemplo, si un director mantiene una cultura de miedo entre los colaboradores de la empresa, el Consejo de Administración lo debe retroalimentar y establecer un plan para corregir ese problema. En otro casos si la dirección general de una empresa no hace un presupuesto, no define objetivos o planes formales para asegurar el desempeño de la empresa, el Consejo de Administración debe intervenir para asegurar que estos existan y sean razonables.

Un Consejo de Administración también resuelve los conflictos de interés que se puedan crear en la toma de decisiones. El Consejo de Administración es el lado neutro de la toma de decisiones velando así por el bienestar de la empresa, proporciona su experiencia y da una perspectiva externa más objetiva para le empresa. Por ejemplo, si uno de los miembros de familia de los accionistas trabaja en la empresa y su desempeño no es adecuado, el consejo debe tomar cartas en el asunto.

Con un Consejo de Administración la toma de decisiones es más imparcial, ya que no se inclina hacia ninguna postura en particular; más consistente, pues no depende del estado de ánimo de una sola persona; y más objetiva, pues la discusión del grupo requiere información concreta y no solo intuición de una persona.

Un Consejo de Administración no garantiza el éxito de una empresa pero si elimina muchos de los problemas de administración por los que las empresas fracasan asegurando así las mayores posibilidades al éxito de una PYME.