Aprendizaje organizacional en una Pyme

Escrito por: Carlos A. Mariscal (Director General de ADVICE)

Existen empresas donde los resultados dependen de la capacidad técnica, administrativa y comercial de particularmente ciertas personas. Es decir, la empresa no tiene el conocimiento necesario para replicar los resultados sin esas personas. La vulnerabilidad de los resultados es enorme y por lo tanto el patrimonio en este tipo de empresas tiene un enorme riesgo. Si de un día a otro alguna de estar personas falta por cualquier razón, la empresa pasará sin duda un trago amargo y en algunos casos pudiera desaparecer.


Es cierto que el personal es clave en la operación y en el desempeño de las empresas, pero este principio no se refiere a personas en particular, se refiere al personal en general que es quien finalmente conduce y ejecuta las operaciones de la empresa.


Las empresas deben asegurar contar con el conocimiento necesario para poder replicar sus resultados. A partir de este punto, incluso pueden mejorar estos resultados siempre que enriquezcan este conocimiento. La pregunta que muchos empresarios tienen respecto a esto es como se adquiere, se mantiene y se enriquece el conocimiento de una empresa.


El conocimiento de la empresa no es sino el conjunto de reglas, lineamientos y procesos que determinan que una empresa opere de una cierta manera y no de otra. El conocimiento de la empresa surge de los colaboradores, pero pasa a formar parte de la empresa cuando este conocimiento se traduce en parte del sistema que define la operación. Si un vendedor es exitoso por la manera en que elige el momento, el lugar y la forma de abordar un prospecto, este conocimiento puede ser parte del conocimiento de la empresa si se institucionaliza. Un operador de maquinaria hábil y productivo tiene un método de trabajo eficaz que no será de verdadero valor para la empresa hasta que puedan replicarlo otros colaboradores.


Hay eventos que seguramente ocurren hoy una y otra vez en tu empresa. La exitosa manera de resolver una queja de un cliente, de satisfacer una demanda, de contratar a un colaborador, de negociar con un proveedor, de establecer una alianza comercial, de aprovechar la tecnología de información. Estas actividades son parte del conocimiento de la empresa si pueden replicarse por diferentes colaboradores.


El conocimiento no solo se deriva de los éxitos, también son los errores una fuente importante de conocimiento organizacional. Si, estos errores que forman parte de la cotidianeidad de toda empresa. Cuando las cosas no salen bien, existen causas de fondo, si una empresa las analiza, las descubre y crea lineamientos para evitarlas, está generando conocimiento.


Las empresas que generar conocimiento, son organizaciones que aprenden, cambian y se adaptan. Hoy el reto no sólo es hacerlo, es hacerlo bien y hacerlo rápido.

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo